Créditos Cofidís

A día de hoy, cada vez son más las personas que necesitan un pequeño préstamo personal. ¿Qué son los créditos personales? Un préstamo personal es una modalidad crediticia pensada específicamente para aquellas personas que necesiten cubrir algún tipo de gasto y no dispongan de suficiente efectivo para ello, o financiar algún tipo de compra. Esta es una de las modalidades más demandadas en España actualmente, y es un negocio que crece día a día.

Cofidís es sin lugar a dudas uno de los mayores líderes del mercado Europeo en cuanto a créditos se trata, y es que sus créditos se basan en la sencillez (Se hacen efectivos en la cuenta del beneficiario en un plazo de 24 horas desde el momento de la aceptación de la solicitud), sencillos, confidenciales (no requieren explicaciones) y transparentes. No hay gasto por estudio ni por apertura, ni comisiones de mantenimiento, cancelación o anticipo de capital.

Dentro de Cofidis, encontramos dos modalidades crediticias distintas:

• Crédito Cofidis Vida Libre: Desde 500 euros hasta 6.000 euros, se trata de un crédito personal, con el que podremos hacer la compra que creamos oportuna, pagar lo que sea necesario o, en definitiva, tener el efectivo para lo que necesiten. El crédito Online tiene respuesta inmediata, y podemos escoger las cuotas que nos interesen y el tiempo de amortización. Tiene un interés del 25’51% TAE, y un 22,12% del tipo deudor

• Crédito Proyecto: Con este tipo de crédito podremos solicitar desde 4.000 hasta 15.000 euros, y podremos utilizarlo para lo que creamos conveniente, ya sea un cambio de automóvil, financiar un proyecto de emprendeduría, o, por ejemplo, unas reformas del hogar. Con un tipo deudor anual muy competitivo, con este crédito podremos también escoger las cuotas y en cuantos meses quiere amortizarlo, con un % TAE que variará en función del total del crédito.
Como podemos ver, los créditos de Cofidis son muy simples de pedir y gozan de una gran versatilidad a la hora de pagarlos, sin duda es una de las mejores opciones que existen en el mercado actualmente.

Dación en pago

Desde hace unos meses no dejamos de oír el término dación en pago, por lo que en este artículo voy a explicarte lo que es y por qué las personas que no pueden pagar hipoteca no paran de pedir que se aplique.

Cuando firmamos una hipoteca con el banco todo es muy bonito, pero a los directores se les suele olvidar explicarnos que cuando estampamos nuestra firma, nos estamos comprometiendo a responder frente a la entidad con todos nuestros bienes, tanto presentes como futuros, es decir, durante toda nuestra vida.

Cuando dejamos de pagar la hipoteca, se inicia un largo proceso que termina cuando nos embargan la casa y normalmente el banco se la adjudica en subasta por un 60% de su valor de tasación. Lo normal es pedir un 80% de la tasación o incluso el 100% en algunos casos.

De esta manera, nos quedamos con al menos un 20% del valor de tasación de deuda, ya que lo hemos pagado casi no es nada debido a los intereses de la hipoteca y a los intereses de demora más los costes judiciales, que el banco nos repercute.

Así, si te embargan la casa te ves en la calle y sin posibilidad de llevar una vida normal, ya que el banco estará tras de ti durante toda la vida para recuperar el dinero que aún le debes. No puedes tener un coche a tu nombre, ni una cuenta bancaria, ni siquiera una tarjeta de crédito.

Esto sólo ocurre en España, por lo cual la sociedad pide la dación en pago, es decir, que la entrega de la casa salde la deuda con el banco, y la persona a la que han quitado su casa pueda volver a empezar de cero. De momento esta dación en pago no se ha aprobado, ni creo que lo haga, aunque algunas personas han llegado a un acuerdo con su banco para aplicarla.

Hipoteca Abierta Bonificada de La Caixa

La gran entidad catalana “La Caixa” tiene en su oferta de productos financieros varias opciones a nivel de hipotecas, entre las cuales destaca la Hipoteca Abierta Bonificada, quizás la hipoteca más básica de las que ofrece en su cartera de servicios.

Esta hipoteca, tiene como peculiaridades que puedes disponer de parte del capital amortizado cuando quieras, esto es, que las cuotas que hemos abonado (no intereses) puedes disponer de ellas en caso de necesidad. También puedes adaptar el importe de la cuota mensual siempre de acuerdo a las condiciones de la entidad.

Su plazo de pago máximo es quizás demasiado breve, 25 años, plazo que no le va a venir bien a todos los clientes potenciales de esta hipoteca.

En cuanto a los tipos de interés podemos optar entre diversas modalidades; Interés mixto, que te permite tener un tipo de interés fijo durante los primeros años y, a partir de ese momento, pasa a ser variable.Interés variable que se adapta a la evolución del mercado. Interés combinado que lo que hace es combinar un tipo de interés fijo y otro variable, o Interés flexible: te permite, cada tres años, decidir si quieres un tipo de interés fijo o variable.

Esta entidad al igual que muchas otras ofrece muchas ventajas en caso de que contratemos seguros, tarjetas, domiciliaciones de nomina o recibos mensuales.

El problema de las hipotecas en 2013

El mercado hipotecario e inmobiliario ha sido uno de los más golpeados por la crisis económica que esta asolando España, con el estallido de la burbuja, este mercado se contrajo hasta dimensiones tan pequeñas que no alcanzaba hace décadas.

El exceso de oferta de viviendas es una preocupación tanto para los bancos que tienen su propiedad como para el ejecutivo nacional, que constituirá el “banco malo” con el fin fundamental de dar salida a todo ese stock de viviendas que existe a lo largo y ancho de la geografía española.

Conseguir hipoteca, se ha vuelto en algunos casos, misión imposible, debido fundamentalmente a la mala situación de las entidades financieras y con ello la reducción del crédito, dichas entidades son mucho más conservadoras a la hora de prestar dinero para adquirir inmuebles de inmobiliarias o particulares.

La alternativa más tangible y fácil para comprar una vivienda en este 2013 es acceder a las ofertas de viviendas que tienen en propiedad las diferentes entidades bancarias, quienes incluso han creado inmobiliarias propias. En estos casos, conseguir un préstamo hipotecario se vuelve mucho más fácil, debido a la necesidad de los mismos bancos de conseguir monetizar tanto activo inmobiliario.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés.

Tasar una vivienda, fundamental para optar al préstamo hipotecario

Cuando una persona quiere hipotecarse una de las cosas que el banco necesita saber es en cuanto estará valorado su deseado inmueble, para ello se debe de tasar y sacar un valor exacto para poder partir en base a él con la hipoteca que mejor se ajuste a nuestro caso.

La persona que quiere hipotecarse es la que deberá de pagar los gastos al perito que evalúe su casa, esta persona es siempre enviada por el banco en el que deseas adquirir el préstamo hipotecario.  Nosotros tenemos el derecho de solicitar una copia de esa tasación y poder examinar en cuanto dinero está valorada nuestra casa.

Una vez terminado este proceso el banco debe de estudiar todas tus posibilidades, fijando un límite hipotecario que pueda cubrir perfectamente todo el valor de tu vivienda. Este precio en el que ha sido tasado el inmueble puede ser mayor o menor de su precio real puesto en el mercado, pero debemos saber que siempre suele ser algo estimado para que el banco pueda trabajar en plenas condiciones con nosotros, conociendo de primera mano para que casa, piso o chalet están ofrenciendo una hipoteca y que garantía tendrán.